lunes, diciembre 10, 2012

Yo conmigo - cap. 357


7 comentarios:

Claudio Romero dijo...

Genial!

Juan dijo...

¡brillante!

Nicolás dijo...

A la pipeta. Pero lo suyo es un ateismo muy temprano. ¿Se quedaba con algun regalo, al menos?, ¿o disfrutaba pateando el arbolito, de vez en cuando?

Excelente el blog. Lo conocí hace un par de semanas y no dejo de recomendarlo. Ya tengo a mis amigos un cachito podridos. Jeje.

Abrazo!

Anónimo dijo...

HAce rato que no veia una aplicacion mas practica del arbolito de Navidad, por mi lado hace 35 años lo castigaba a puro fogonazo con los cañoncitos Goliat que son y fueron una masa
Un abrazo
hugoflavio1966

Claudio Alvarez Rodriguez dijo...

jajaja... Genial!

noelia dijo...

La imaginación al poder!

Fabian Zalazar dijo...

CLAUDIO R.: ¿Quien?, ¿yo?... no creo.

JUAN: Debe ser la luz que está muy fuerte.

NICOLAS: De chiquito era muy religioso, pero cuestionador. Siga recomendando, gracias.

HUGO: No los conozco, debe ser porque siempre me aburrió la pirotecnia.

CLAUDIO A.: No es para tanto, pero gracias.

NOELIA: Si tuviera tanto poder como imaginación, acá no se salva nadie.


VOLVERÉ A VOLVER...